MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL EN EL SALVADOR


   
  MMM Santa Ana
  Adicciones
 
Las adicciones son peligrosas. Comienzan con un poco, con una probada, con un ratito. "¡Una no es ninguna!", pero después amanecemos al día siguiente y no recordamos absolutamente nada.

Adicciones no solamente a las drogas o al alcohol. No se refieren al cigarro solamente, sino que el ser humano está propenso a ser adicto a muchas cosas y circunstancias en la vida. Entre ellas (por mencionar) destacan:

* Adicción al Sexo: el sexo es una necesidad fisiológica del organismo de todos los seres vivos, el cual satisface el instinto de reproducción y preservación de la especie. Muchas personas han colocado al sexo como lo más importante en sus vidas, volviéndose así adictos a esta práctica.

Entonces, ¿es malo el sexo? En ningun momento diremos que el sexo es malo en sí mismo, pero el modo en que es utilizado es lo que define su gravedad. Miles de personas vagan por las calles buscando "pareja", alguien con quién "tirar una cana al aire". Domina el instinto de satisfacer el placer en sí y en cierta forma llega a convertirse en Idolatría.

La sociedad (más que todo Occidental) rinde culto al sexo: honra y da mayor estima o importancia a aquellos considerados atractivos físicamente hablando. Se premia la belleza, se da honra al cuerpo, pero se olvidan del alma y espíritu del individuo. Grave error. Desde pequeños, nuestros niños van creciendo con el concepto de belleza, y ello puede infundir en patrones de conducta sexualmente inapropiados en el futuro.

Además, el constante bombardeo de los medios masivos de comunicación ha ayudado a cauterizar las conciencias de las personas, haciendo creer que el sexo es bueno donde sea, como sea, cuando sea y con quién sea. El placer es el predominante, olvidando el ingrediente del AMOR; el centro de todo es el AMOR, pero se omite esa parte y solo buscamos la parte del placer.

* Adicción a la Tecnología: vivimos en una era moderna, donde la globalización predomina. Hoy podemos disfrutar muchos avances tecnológicos que han venido a revolucionar la vida del ser humano, sea para bien o para mal.

Existe un gran número de personas que se han vuelto dependientes en su totalidad de la tecnología. En sí, tecnología es la aplicación del conocimiento en la práctica. Es buena, si se sabe usar, pero también es un arma de doble filo.

Grandes avances y maravillas modernas han venido a dañar a miles de personas. Repito, la tecnología es buenísima, pero hay que saberla utilizar. En lo que es tecnología podríamos mencionar:

- Videojuegos: no todos son malos, pero es necesario identificar los que si lo son. Aunque muchos desarrollan habilidades psicomotrices ó son utilizados para fines didácticos, en la mayoría de los videojuegos el tema central es MATAR, ROBAR Y DESTRUIR.
- Redes Sociales: excelente medio de comunicación mundial, y una potente herramienta de desarrollo web; sin embargo existen miles de personas que no puden vivir sin ellas. Se vuelven dependientes de estas, acabando con la "Verdadera Vida Social" que deberían poseer.
- Internet: la red de redes, en ellla encontramos muchísima información y de todo tipo: sea esta buena o mala. ¿Sabías que es posible volverse adicto a Internet?

* Adicción al Trabajo: hay que trabajar para vivir, no vivir para trabajar. En muchos países desarrollados, los trabajos son tan extenuantes que incluso los trabajadores viven dentro de las empresas, porque no pueden descuidarse ni un tan solo segundo de lo que hacen. Hay persoans que no ven a sus familias por dias, semanas, meses o hasta años, y otros ni siquiera volverán a verse por el resto de sus vidas.

Trabajar es buenísimo, ayuda a la autoestima de cada persona, desarrolla las habilidades y talentos de cada quién, peor hay muchos que colocan el trabajo por encima de todo, inclusive de la familia, no se diga de Dios. Hay gente que incluso paga por trabajar o ruega por trabajar más. El trabajo se vuelve una adicción.

Entonces, ¿estoy promoviendo que todos renunciemos a nuestras labores? ¡De ningúna manera! Lo que deseo enfatizar es que somos tan dependientes a un trabajo que sin este (aparentemente) no somos nadie en la sociedad. El afan por el dinero ha hecho a muchos inclusive vender sus almas por riquezas, fama o poder.

Cada día que te levantes y vayas a tu trabajo u oficio, dale gracias a Dios, peor recuerda que eso es solo una HERRAMIENTA, NO TU VIDA. Si vives para trabajar... es mejor que hagas una pausa en tu diario vivir.

Estas son algunas de las adicciones más comunes. Existen otras que no se tocarán en este momento. La idea central es que todos veamos si en nuestra vida estamos aún esclavizados a algo y eso no nos deja ser libres espiritualmente. Es normal que vivamos de la mejor manera, pero debemos despojarnos de todo peso y del pecado que nos asedia, que descansemos en Dios y confiemos en El para nuestra liberación.

Puede que seas cristiano, que hayas nacido de nuevo, pero que estés luchando con una adicción tu solo/a; posiblemente tienes temor de cntarsela a alguien pues no sabe como irá a reaccionar, peor te recuerdo que Jesús ya sabe tu adicción, conoce tu debilidad, entiende tu situación y tiene el poder para ayudarte con ello.

¿Por qué no puedo vencer mis adicciones? Porque no quiero. Así como lo oyes, es nuestra disposición la que nos hará salir o hundirnos más en ese problema. Si has identificado tu adicción, ¿por qué no se la presenteas a Dios? El ya lo sabe, pero quiere oirlo de tus labios. Quiere que te humilles, que pidas ayuda, que clames y pidas perdón el día de hoy.

¿Es posible terminar una adicción? Claro que sí, pero depende Quién es el que te ayuda. Si sigues intentándolo tu solo/a, no vas a lograr mucho; más si dejas que Dios te ayude, espero recibir de ti un correo o comentario diciéndo que Dios ha hecho la obra en tu vida. Dios te bendiga. Hasta pronto.





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
  Derechos Exclusivos de www.mmmsantaana.es.tl  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Iglesia de Santa Ana, El Salvador