MOVIMIENTO MISIONERO MUNDIAL EN EL SALVADOR


   
  MMM Santa Ana
  Conozca la Biblia
 
 

A. ¿QUÉ ES LA BIBLIA?


La Biblia es la Palabra de Dios. En ella encontrará consejo Divino para toda circunstancia de su vida. El acercarse diariamente a ella producirá en usted, el carácter y estilo de vida que Dios quiere que viva.

 

“Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2Timoteo 3:16-17)

B. ¿POR QUIÉNES Y EN CUÁNTO TIEMPO FUE ESCRITA LA BIBLIA?

Una de los aspectos más notables y asombrosos de la Biblia es su estructura, pues si bien es cierto que para su compilación fue necesaria la labor de más de 40 hombres entre los cuales encontramos legisladores, reyes, sabios, hombres de estado, pescadores, médicos, entre otros; a lo largo de un período de 1600 años, y de diferentes continentes y culturas, todo lo cual contribuye a que su mensaje y sus principios sean universales y aplicables a toda persona en cualquier época y lugar del mundo, sin embargo, la Biblia tiene un solo autor o inspirador que es el Espíritu Santo lo cual explica su sorprendente unidad.

 

“Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. (2Pedro 1:21)

C. ¿PARA QUIÉN FUE ESCRITA LA BIBLIA?

La Biblia es una de las fuentes de revelación divina para la humanidad. Lo cual significa que:

  • Dios quiso revelarse a los hombres a través de su Palabra.
  • La Biblia fue escrita para todos.
  • Usted puede entender la Biblia.

Lamentablemente muchos creyentes tienen la idea que no van a poder entender la Biblia. Piensan que fue escrita para teólogos o para ministros, de manera que se limitan a escuchar conferencias y sermones de “los entendidos en la Palabra” o a leer libros sobre la Biblia en vez de estudiarla por sí mismos. Lo sorprendente es que la Biblia fue escrita para la gente común. El Señor dice en su Palabra:

 

“Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre ... porque habéis conocido al Padre”. (Juan 2:12-13)

Resulta evidente que los “hijitos”, o sea los cristianos recién convertidos, pueden entender la Biblia. Y esto significa que ¡usted también puede entender la Biblia! Lo importante es que nos lleguemos a ella en una actitud sencilla, con una mente sumisa a la acción del Espíritu Santo, y con un corazón enseñable.

A pesar de que existen pasajes difíciles, podemos decir que es mucho más lo que sí entendemos que lo que dejamos de entender, y no hay razón para perderse de una inmensa bendición por unos pocos pasajes difíciles.

Podríamos decir que para “llegar al Cielo” es suficiente con conocer Juan 3:16, pero si queremos tener una vida victoriosa y feliz, tendremos que alimentarnos regularmente con la Palabra de Dios.

Es necesario, eso sí, saber que el estudio de la Palabrapensar; pero es la única forma en que se puede aprender. exige el esfuerzo más grande que se nos puede pedir, el de

D. ¿CÓMO ESTÁ COMPUESTA LA BIBLIA?

La Biblia es un conjunto de 66 libros distribuidos en dos grandes secciones llamadas "Testamentos". Los primeros 39 libros pertenecen al Antiguo Testamento, y los 27 libros restantes conforman el Nuevo Testamento. Los libros pertenecientes a cada Testamento pueden ser agrupados de acuerdo con su género. Para visualizarlo, estudiemos el siguiente cuadro:

ANTIGUO TESTAMENTO

 

 

 

 

 

HISTORIA(17)

PENTATEUCO(5)

Génesis

Levítico

Deuteronomio

Éxodo

Números

 

 

 

 

 

HISTÓRICOS(12)

Josué

Samuel 2

2 Crónicas

Jueces

1 Reyes

Esdras

Rut

2 Reyes

Nehemías

1 Samuel

1 Crónicas

Ester

 

 

 

 

 

POESÍA(5)

 

Job

Proverbios

Cantar de los Cantares

 

Salmos

Eclesiastés

 

 

 

 

 

PROFECÍA(17)

PROFETAS MAYORES (5)

Isaías

Lamentaciones

Daniel

Jeremías

Ezequiel

 

 

 

 

 

PROFETAS MENORES(12)

Oseas

Jonás

Sofonías

Joel

Miqueas

Hageo

Amós

Nahum

Zacarías

Abdías

Habacuc

Malaquías

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NUEVO TESTAMENTO

HISTORIA(5)

EVANGELIOS(4)

Mateo

Lucas

 

Marcos

Juan

 

 

 

 

 

IGLESIA (1)

Hechos de Los Apóstoles

 

 

 

 

 

 

 

EPÍSTOLAS
O CARTAS (21)

GENERALES(9)

Romanos

Gálatas

Colosenses

1a. Corintios

Efesios

1a. Tesalonicenses

2a. Corintios

Filipenses

2a. Tesalonicenses

 

 

 

 

PASTORALES(4)

1a. Timoteo

Tito

 

2a. Timoteo

Filemón

 

 

 

 

 

UNIVERSALES(8)

Hebreos

2a. Pedro

3a. Juan

Santiago

1a. Juan

Judas

1a. Pedro

2a. Juan

 

 

 

 

 

 

PROFECÍA (1)

 

Apocalipsis

 

 

 

 

 

 

 

 


Cada libro está dividido en capítulos (números grandes) y versículos (números pequeños), y se acostumbra a citar de la siguiente manera: Nombre del libro, usualmente va en forma abreviada, seguido del número del capítulo, dos puntos (:) que separan el número del capítulo, de los versículos. Ejemplos:

Heb. 9:27-28 Se lee: Carta a los Hebreos, capítulo 9 versículos 27 y 28.
2 Ti. 2:15-20 Se lee: 2ª. Carta a Timoteo, capítulo 2 versículos 15 al 20.

E. ¿QUÉ DEBE HACER UN HIJO DE DIOS CON LA BIBLIA?

Hay cinco cosas que debemos hacer con la Palabra de Dios.


 

1. - RECIBIRLA: OYENDO.

 

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” (Romanos 10:17)

“Oraba yo pidiendo fe, y pensaba que algún día la fe caería sobre mi desde el cielo, como un rayo. Pero la fe no parecía venir. Un día leí en el capítulo 10 de Romanos, “La fe es por el oír; y el oír es por la Palabra de Dios”. Antes cerraba mi Biblia, y pedía la fe. Ahora abro mi Biblia y comienzo a estudiar, y desde entonces mi fe no ha cesado de crecer.” D. L. Moody

1. – RECIBIRLA: LEYENDO.

 

“Y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra...” (Deuteronomio 17:19)

La lectura bíblica: Se caracteriza por una lectura rápida de una porción extensa, uno o varios capítulos. Es una lectura panorámica, de las grandes obras de Dios a través de la historia, de lo que Él ha dicho o ha hecho. Esta forma de acercarnos a la Biblia tiene como meta extraer las ideas generales y no los detalles.

2. MEDITARLA:

 

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” (Josué 1:8)

La meditación bíblica. Se caracteriza por pensar detenidamente en un versículo o en una idea de una porción de la Escritura. Enfatiza nuestra relación íntima con Dios y la respuesta personal de su Palabra. El propósito es tener un diálogo íntimo con Dios.

3. MEMORIZARLA:

 

“Grábate en la mente todas las cosas que hoy te he dicho,” (Deuteronomio 6:6)

4. ESTUDIARLA:

 

“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.” (Juan 5:39)

El estudio bíblico. Implica una cuidadosa observación de cómo se relacionan entre sí las distintas partes del pasaje. Tiene como propósito buscar y captar el significado más profundo del texto.

5. OBEDECERLA:

 

“Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia.” (Lucas 8:15)

Cada vez que acudamos a la Palabra, debemos hacerlo en total dependencia al Espíritu Santo, su autor. Y es recomendable hacerse las siguientes preguntas:

    • ¿Qué dice el Pasaje?
    • ¿Qué me enseña acerca de Dios?
    • ¿Contiene alguna promesa?
    • ¿Contiene algún precepto que yo deba obedecer?
    • ¿Cómo puedo aplicar el contenido a mi vida?

¿QUÉ SE ENCUENTRA EN LA BIBLIA?

Damos a continuación resúmenes de cada uno de los libros de la Biblia. Es evidente por su brevedad, que no son descripciones completas. Sin embargo pueden servir de referencia conveniente al contenido de la Biblia.

ANTIGUO TESTAMENTO

 

GÉNESIS: Este libro de "comienzos’ hace una narración de la relación de Dios con el hombre y la promesa de Dios a Abraham y a sus descendientes.

 

EXODO: El nombre Éxodo quiere decir ‘salida’ Este libro cuenta cómo Dios liberó a los Israelitas de una vida de penurias y esclavitud en Egipto. Dios hizo un pacto con ellos y les dio leyes para ordenar y gobernar sus vidas.

 

LEVÍTICO: El nombre del libro se deriva de una de las doce tribus de Israel. El libro da todas las leyes y regulaciones concernientes a rituales y ceremonias.

 

NÚMEROS: Los israelitas vagaron por el desierto cuarenta años antes de entrar a la tierra de Canaán "la tierra prometida" El nombre del libro se deriva de los dos censos tomados durante ese tiempo en el desierto.

 

DEUTERONOMIO: Moisés dio tres discursos de despedida poco antes de morir. En ellos repasó con el pueblo todas las leyes de Dios para los israelitas. El nombre del libro viene de ese repaso o "segunda ley".

 

JOSUÉ: Josué fue el líder de los ejércitos israelitas en sus victorias contra los cananeos. El libro termina con la partición de la tierra entre las doce tribus de Israel.

 

JUECES: Los israelitas a menudo desobedecían a Dios y caían en las manos de gobiernos opresores. Dios les enviaba jueces para librarlos de la opresión.

 

RUT: El amor y la dedicación de Rut a su suegra. Noemí, son el tema de este libro.

 

1 SAMUEL: Samuel fue el líder de Israel en el período entre el tiempo de los jueces y el tiempo de Saúl, el primer rey de Israel. Cuando el liderazgo de Saúl falló, Samuel ungió a David como rey.

 

2 SAMUEL: Bajo el reinado de David la nación se hizo fuerte y unificada. Pero después de los pecados de David: adulterio y asesinato tanto la familia como la nación sufrió.

 

1 REYES: Este libro comienza con el reinado de Salomón en Israel. Después de su muerte, el reino se dividió en guerra civil: el norte contra el sur. El resultado fue el nacimiento de dos naciones: Israel en el norte; y Judá en el sur.

 

2 REYES: Israel fue conquistada por Asiria en el 721 antes de C. Judá perdió en su guerra contra Babilonia en el 586 antes de C. Estos eventos son vistos como el castigo al pueblo por no haber seguido las leyes de Dios.

 

1 CRÓNICAS: Este libro comienza con la genealogía desde Adám hasta David, y luego recuenta los incidentes del reinado de David.

 

2 CRÓNICAS: Este libro cubre el mismo período que 2 Reyes pero con énfasis en Judá, el reino del sur, y sus gobernantes.

 

ESDRAS: Después de ser cautivos en Babilonia por algunas décadas, el pueblo de Dios retornas Jerusalén. Uno de sus líderes era Esdras. Este libro contiene el reto que Esdras le hizo al pueblo a seguir y honrar la ley de Dios.

 

NEHEMIAS: Después que el Templo fue reconstruido, la muralla protectora al rededor de Jerusalén también fue reconstruida. Nehemías fue quien dirigió esta empresa. Él también trabajó con Esdras para restaurar el fervor religioso entre el pueblo.

 

ESTER: Este libro relata la historia de la reina de Persia, quien era judía, y quien expuso un complot para destruir a sus compatriotas y así libró a todos los judíos en ese país de ser aniquilados,

 

JOB: La pregunta: "Porqué sufren los inocentes?" es tratada en esta historia de Job.

 

SALMOS: Estos 150 himnos y oraciones fueron usados por los hebreos para expresar su relación con Dios. Cubren todo el campo de emociones humanas: desde alegría hasta furia, de esperanza a desesperación.

 

PROVERBIOS: Este es un libro de dichos sabios, de enseñanzas éticas y de sentido común acerca de cómo vivir una vida recta.

 

ECLESIASTÉS: En su búsqueda de la felicidad y del sentido de la vida, este escritor, conocido sólo como "el filósofo", hace preguntas que aún están vigentes en la sociedad de hoy.

CANTAR DE CANTARES: Este poema describe el gozo y el éxtasis del amor. Simbólicamente, ha sido aplicado al amor de Dios por Israel y al amor de Cristo por la Iglesia.

 

ISAÍAS: El profeta Isaías trajo el mensaje del juicio de Dios a las naciones, señaló a un rey futuro, como David, y prometió una era de paz y tranquilidad.

 

JEREMIAS: Mucho antes de que Babilonia destruyera a judá, Jeremías predijo el justo juicio de Dios. Aunque su mensaje era mayormente acerca de la destrucción, también habló del nuevo pacto con Dios.

 

LAMENTACIONES: Tal y como Jeremías había predicho, Jerusalén cayó cautiva bajo Babilonia. Este libro registra cinco "lamentos", por la ciudad caída.

 

EZEQUIEL: El mensaje de Ezequiel fue dado a los judíos cautivos en Babilonia. El usó historias y parábolas para hablar del juicio, la esperanza y la restauración de Israel.

 

DANIEL: Daniel se mantuvo fiel a Dios aun enfrentando muchas presiones como cautivo en Babilonia. Este libro incluye las visiones proféticas de Daniel.

 

OSEAS: Óseas usó la lección de su dedicación a su esposa, aún enfrentando su infidelidad, para ilustrar el adulterio que Israel había cometido contra Dios, y como el amor fiel de Dios por su pueblo nunca cambia.

 

JOEL: Después de una plaga de langostas, Joel amonesta al pueblo a arrepentirse.

 

AMÓS: Durante un tiempo de prosperidad, este profeta de Judea predicó a los ricos líderes de Israel acerca del juicio de Dios. Amós insistía en que pensaran en los pobres y oprimidos antes que en su satisfacción propia.

 

ABDIAS: Abdías profetizó el juicio a Edom, un país vecino a Israel.

 

JONÁS: Jonás no quería predicar a la gente de Nínive, quienes eran enemigos de su propio país. Cuando finalmente les llevé el mensaje enviado por Dios, ellos se arrepintieron.

 

MIQUEAS: El mensaje de Miqueas a Judá era un mensaje de juicio a la vez que de perdón, esperanza y restauración. Especialmente notable es un verso en el que sumaria lo que Dios requiere de nosotros. (6.8)

 

NAHÚM: Nahúm anuncié que Dios destruiría el pueblo de Nínive por causa de su crueldad en la guerra.

 

HABACUC: Este libro presenta un diálogo entre Dios y Habacuc sobre la justicia y el sufrimiento.

 

SOFONÍAS: Sofonías anuncié el día del Señor, que traería juicio a Judá y a las otras naciones vecinas. Ese futuro día sería uno de destrucción para muchos, pero un pequeño remanente siempre fiel a Dios sobreviviría para bendecir al mundo entero.

 

HAGEO: Después que el pueblo volvió del exilio, Hageo les recordó darle a Dios la prioridad y re -construir el Templo antes que sus propias casas.

 

ZACARÍAS: Al igual que Hageo, Zacarías insté al pueblo a reconstruir el Templo, asegurándoles la ayuda y bendiciones de Dios. Sus visiones apuntaban a un futuro brillante.

 

MALAQUÍAS: Después del retorno del exilio, el pueblo llegó de nuevo a descuidarse de su vida religiosa. Malaquías trató de inspirarlos de nuevo hablándoles del "día del Señor."

NUEVO TESTAMENTO

 

SAN MATEO: Este Evangelio cita muchos pasajes del Antiguo Testamento. De esta forma es atractivo a la a audiencia judía a quien presenta a Jesús como el Mesías prometido en las Escrituras judías. San Mateo narró la historia de Jesús desde su nacimiento hasta la resurrección y pone énfasis especial en las enseñanzas del maestro.

 

SAN MARCOS: San Marcos escribió un Evangelio corto, conciso y lleno de acción. Su meta era profundizar la fe y la dedicación de los creyentes de la comunidad para quien escribía.

 

SAN LUCAS: En este Evangelio se enfatiza cuán al alcance de todos está la salvación en Jesús. El evangelista lo hace describiendo a Jesús en contacto con la gente pobre, con los necesitados y con los que viven al margen de la sociedad.

 

SAN JUAN: El Evangelio de San Juan, por su forma, se coloca aparte del los otros tres. San Juan organiza su mensaje enfocándolo en siete señales que apuntan a Jesús como Hijo de Dios. Su estilo de escribir es reflexivo y lleno de imágenes y figuras.

 

LOS HECHOS: Cuando Jesús se ausenté de sus discípulos, el Espíritu Santo vino a morar con ellos. Este libro fue escrito por San Lucas como complemento a su Evangelio y relata eventos claves en la historia y trabajo de la iglesia cristiana primitiva y como se propagó la fe en el mundo Mediterráneo de entonces.

 

ROMANOS: En esta importante carta, San Pablo le escribe a los Romanos acerca de la vida en el Espíritu, que es dada, por la fe, a los creyentes en Cristo. El apóstol les reitera la gran bondad de Dios y les declara que a través de Jesucristo, Dios nos acepta y nos liberta de nuestros pecados.

 

1 CORINTIOS: Esta carta trata específicamente los problemas que la iglesia en Corinto estaba enfrentando: disensión, inmoralidad, problemas de forma en la adoración pública y confusión acerca de los dones del Espíritu.

 

2 CORINTIOS: En esta carta San Pablo escribe sobre su relación con la iglesia de Corinto y los efectos que algunos falsos profetas habían tenido en su ministerio.

 

GÁLATAS: Esta carta expone la libertad con respecto la ley del creyente en Cristo. Pablo declara que es solo por fe que todos los creyentes son reconciliados con Dios.

 

EFESIOS: El tema central de esta carta es el propósito eterno de Dios: juntar de muchas naciones y razas la iglesia universal de Jesucristo

 

FILIPENSES: El énfasis de esta carta es en el gozo que el creyente en Cristo encuentra en todas las situaciones de la vida. San Pablo la escribió mientras estaba en la cárcel.

 

COLOSENSES: En esta carta San Pablo le dice los creyentes en Colosas que pongan a un lado sus supersticiones y que pongan a Cristo en el centro de sus vidas.

 

1 TESALONICENSES: En esta carta San Pablo da consejos a los cristianos de Tesalónica en cuanto al retorno de Jesús al mundo.

 

2 TESALONICENSES: En esta carta, como en la primera, San Pablo habla del retorno de Jesús al mundo. También trata de preparar a los creyentes para la venida del Señor.

 

1 TIMOTEO: Esta carta sirve como guía a Timoteo, un joven líder de la iglesia primitiva. San Pablo le da consejos sobre la adoración, el ministerio y las relaciones dentro de la iglesia.

 

2 TIMOTEO: Es esta la última carta escrita por San Pablo. En ella él da un último reto a sus compañeros de trabajo.

 

TITO: Tito estaba ministrando en Creta. En esta carta San Pablo le aconseja cómo ayudar a los nuevos cristianos.

 

FILEMÓN: En esta carta, Filemón es instado a perdonar a su esclavo, Onésimo, quien había tratado de escaparse; también a aceptarlo como a un amigo en Cristo.

 

HEBREOS: Esta carta reta a los nuevos cristianos a ir más allá de los rituales y ceremonias tradicionales y a darse cuenta de que en Cristo todos han encontrado su cumplimiento.

 

SANTIAGO: Santiago aconseja a los creyentes a poner en práctica sus creencias y además ofrece ideas prácticas de cómo vivir su fe.

 

1 PEDRO: Esta carta fue escrita para confortar a los primeros cristianos quienes estaban siendo perseguidos por causa de su fe.

 

2 PEDRO: En esta carta San Pedro advierte a los creyentes sobre los falsos maestros y los estimula a seguir leales a Dios.

 

1 JUAN: Esta carta explica verdades básicas acerca de la vida cristiana con énfasis en el mandato de amarse unos a otros.

 

2 JUAN: Esta carta, dirigida a "la señora escogida y a sus hijos" advierte a los creyentes sobre los falsos maestros.

3 JUAN: En contraste con la Segunda Carta

de San Juan, esta carta habla de la necesidad de recibir a aquellos que predican a Cristo.

 

JUDAS: Judas advierte a los creyentes en contra de la influencia mala de personas fuera de la hermandad de creyentes.

 

APOCALIPSIS: Este libro fue escrito para alentar a los creyentes quienes estaban siendo perseguidos y para afirmar su fe en que Dios cuidará de ellos. Usando símbolos y visiones, el escritor ilustra el triunfo del bien sobre el mal y la creación de una tierra nueva y un cielo nuevo.





Comentarios hacia esta página:
Comentado por nubia orfilia cifuentes pedraza ( orfilia.1111hotmail.com ), 22-01-2014, 10:33 (UTC):
por favor mande estudio biblico sobe cada libro Dios los continue bendiciendo muchas gracias a Dios y a ustedes por el amor hacia las almas

Comentado por term paper( uniquotinehotmail.com ), 22-03-2012, 21:13 (UTC):
Stupid book, it doesn't teach you anything. It just annoyingly convinces you of stupid rediculous ideas.



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
  Derechos Exclusivos de www.mmmsantaana.es.tl  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Iglesia de Santa Ana, El Salvador